Domingo, Junio 30, 2013 - 22:59

Para entrenar a un perro es muy importante que el dueño se haga presente, los adiestradores dicen que son más difíciles de educar los dueños que los animales.
A la escuela de adiestradores de perros, van de todas las razas, con todo tipo de problemas y con distintas expectativas de sus dueños.
Cuando se ven tantos perros juntos y tan distintos parece que fuera imposible su convivencia, pero hay que pensar que son una manada y que todos obedecen al líder. Siempre el dueño debe ser quién mande y no el perro por más consentido que sea.
Por lo menos tres veces a la semana los adiestradores llevan a todos los perros a un gran espacio con la finalidad de ejercitarlos, corregir malas conductas, enseñar obediencia, ataque y nuevos trucos.
La mayoría de las veces los problemas que presentan las mascotas son consecuencia de la falta de ejercicio y ello produce mucha ansiedad. Se  aconseja que las mascotas por lo menos hagan 45 minutos de ejercicio, no importa su tamaño. Muchos piensan que por ser pequeños los animales no precisan moverse mucho, pero es un error. También están los que creen que por tener un terreno grande es suficiente para el perro, pero no es así, ya que ellos necesitan salir a olfatear, rastrear y experimentar en nuevos territorios.
Otro problema es tratar de humanizar al animal, ellos entienden mejor el lenguaje corporal que el verbal.
Los adiestradores decían “Cuando los perros llegan a una familia, para ellos están integrando una manada. Las manadas se rigen por liderazgos y jerarquías, sin eso se disgregan. El dueño tiene que marcarle al perro que él es el que manda”.

Tags: